El análisis de Revista Corrillos! sobre el ‘bajonazo’ de Tavera y Hernández en la medición de Gallup

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

[:es]La última medición de Gallup sobre los mandatarios territoriales volvió a poner en aprietos al Gobernador Didier Tavera y al Alcalde Rodolfo Hernández. Cada uno perdió en el último bimestre (mayo-junio) dos valiosos puntos en materia de aprobación con respecto a la medición de abril y en el promedio nacional, ambos se ubican muy por debajo de las expectativas. Este es el ana{islis que hizo Revista Corrillos! en su edición 22. (Ver informe en formato impreso de Revista Corrillos!)

Los resultados del mes de junio de la encuesta de Gallup les cayeron como un baldado de agua fría tanto al Gobernador Didier Alberto Tavera Amado como al alcalde Rodolfo Hernández Suárez. Los dos, no solo, no recuperaron el terreno perdido en materia de aprobación de sus gobiernos, sino que siguen con tendencia a la baja.

El caso de Tavera es menos preocupante, aunque arrancó su gobierno con el nivel bajo de todos sus antecesores (45 por ciento en febrero de 2016), a medida que trascurre el tiempo ha logrado superar esa mala calificación. Hoy, pese al ‘bajonazo’ con respecto a abril de 2017, aún alcanza a recuperar parte de su popularidad (54 por ciento).

En cambio Hernández no ha podido reponerse de la caída libre que sufrió su imagen. Inició su mandato con un repunte destacable por encima de sus colegas a nivel nacional (79 por ciento) pero perdió gran terreno y hoy obtiene una calificación regular (64 por ciento), después de atravesar caminos de espinas.

A Didier y Rodolfo parece no afectarles los resultados de Gallup, los dos le han restado importancia a las calificaciones de la encuesta y, pese a esa indiferencia por la medición, en los últimos meses han realizado cambios sustanciales en la forma como les manejan su imagen y recompusieron sus equipos de comunicación, sin embargo los resultados siguen en deuda.

 

Tavera ha mejorado

Desde que asumió el gobierno, Didier Alberto Tavera Amado, se ha mantenido en el nivel más bajo entre los últimos tres mandatarios en materia de imagen. Aunque es un activo protagonista en redes sociales, en la encuesta bimensual de Gallup sigue de capa caída.

En las nueve mediciones que se han hecho en 18 meses de su mandato, el mandatario seccional no ha logrado ‘cautivar’ a la opinión pública. En materia de favorabilidad sus cifras están por debajo de Horacio Serpa y Richard Aguilar, quienes obtuvieron sus peores mediciones  en abril de 2010 (65 por ciento) y diciembre de (61 por ciento), respectivamente.

Didier Tavera se ha convertido en la otra cara de la moneda, inició su mandato con una favorabilidad del 45 por ciento (febrero 2016) y su techo máximo ha sido de tan solo el 64 por ciento (octubre 2016). En cambio Serpa alcanzó una medición favorable del 76 por ciento (septiembre 2010) y Aguilar con el 82 por ciento (junio 2014), superó durante casi todo su periodo al resto de gobernadores que fueron medidos.

Aunque muchos analistas califican las últimas calificaciones de Didier Tavera como “estables”, lo cierto es que el gobernador de Santander viene cayendo. En diciembre de 2016 su imagen positiva perdió cuatro puntos con respecto a octubre del mismo año; en febrero se mantiene en el 56 por ciento y en junio vuelve a caer dos puntos.

Un dato relevante tiene que ver con su nivel de desfavorabilidad. Tavera tiene hoy un nivel alto de imagen negativa aunque menor en cuatro puntos. En febrero de 2016 registró históricamente su peor calificación.

En relación con su antecesor, el actual gobernador sigue sin superarlo. Aguilar obtuvo en junio de 2013 (año y medio de mandato) un 20 por ciento de imagen negativa y en ese mismo lapso de tiempo, Didier alcanza el 29 por ciento de desaprobación.

Las cifras individuales de Didier Tavera con respecto a los otros tres gobernadores que hacen parte del estudio, también preocupan. Su favorabilidad del 54 por ciento es superada por Antioquia (77 por ciento) y Atlántico (58 por ciento) y solo supera a la gobernadora del Valle (44 por ciento).

 

Hernández en punto muerto

Si algo le devolvió el sueño al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, fue el aumento de 20 puntos en el nivel de aprobación de su mandato en la medición de Gallup en abril de 2017. El burgomaestre venía en caída libre y en un completo divorcio con la opinión pública, producto de sus desaciertos y medidas impopulares que lo llevaron a su estado más bajo en materia de favorabilidad, en febrero de 2017.

El mandatario bumangués logró en esa medición un evidente incremento en el índice de popularidad. Del 46 por ciento, en febrero, pasó al 66 por ciento. Sin embargo en la calificación de junio perdió dos puntos valiosos (64 por ciento). Sin embargo, aunque el registro estadístico le ha permitido un respiro en su tensionante forma de gobernar, la caída en el último bimestre vuelve a preocupar.

En términos generales, el alcalde Rodolfo Hernández ha recuperado parte del terreno perdido. En junio de 2016 logró su mejor calificación, la aprobación fue del 81 por ciento, sin embargo, a febrero de este año cayó 35 puntos porcentuales, pero en tan solo dos meses volvió a retomar el sendero de la favorabilidad, con 18 puntos a su favor.

En materia de desaprobación, los niveles negativos también le dieron tregua. Hernández Suarez arrancó su mandato con un 10 por ciento de imagen desfavorable y un año después llegó hasta el 48 por ciento, un incremento evidentemente preocupante para un mandatario que llegó al poder gracias a la opinión ciudadana. Pero dos meses después recortó el margen impopular en 17 puntos (31 por ciento).

Frente a los otros cuatro alcaldes que también son incluidos por Gallup en la medición, Rodolfo Hernández con el 66 por ciento en materia de aprobación, se ubica por debajo de Barranquilla (90 por ciento) y de Medellín (84 por ciento) y por encima de Cali (31por ciento) y Bogotá (25 por ciento).

Con respecto a la percepción ciudadana, sobre si las cosas están mejorando o emperrando en Bucaramanga, junio de 2017 también registró una caída de tres puntos con respecto a hace dos meses. En junio de 2016 obtuvo un respaldo del 61 por ciento y hasta febrero de este año se registró un descenso del optimismo hasta el 46 por ciento y en la última medición alcanzó un bajonazo en el optimismo de los bumangueses.

 

Los demás calificados

El alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, es el que tiene una mayor aprobación entre los mandatarios locales medidos por la encuesta bimestral de Gallup. Char tiene una aprobación a su gestión del 90 por ciento. Solo el 10 por ciento no está de acuerdo con su trabajo.

Por su parte Federico Gutiérrez, de Medellín, tiene una aprobación del 84 por ciento, que lo ubica en el segundo lugar.

La encuesta también reveló que el alcalde de Cali, Maurice Armitage, tuvo un aumento de 22 puntos en la desaprobación, en los últimos dos meses. Los que no comulgan con su administración llegan ahora al 63 por ciento.
Mientras tanto, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, redujo en cuatro puntos su desaprobación y ahora está en el 71 por ciento.

Entre los gobernadores medidos, Luis Pérez, de Antioquia, lidera la lista con una aprobación del 77 por ciento y una desaprobación del 20 por ciento. Le sigue Eduardo Verano, gobernador del Atlántico, con una aprobación a su gestión del 58 por ciento y una desaprobación del 34 por ciento.[:]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

0 Comentarios

Dejar un Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password