Falleció Juan de Dios, uno de los últimos dirigentes políticos con mística y sensibilidad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

[:es]Tras dos años de resistir una grave enfermedad cerebral, falleció este domingo en el Hospital Internacional de Colombia (HIC) de Bucaramanga, el exrepresentante a la Cámara, Juan de Dios Alfonso García, a los 65 años de edad. ‘Juancho’, como le decían sus más allegados amigos, era considerado uno de los dirigentes de mayor sensibilidad social de Santander.

Al exparlamentario le practicaron el año pasado una neuro-cirugía en Bogotá y tras varios meses de recuperación, hace dos meses su familia los trasladó a Bucaramanga, sin embargo hace un mes fue internado por agravarse su salud.

Alfonso García nació en el municipio de Mogotes (Santander), provincia Guanentina, se graduó como bachiller del Colegio San José de Guanentá de San Gil, municipio donde vivió hasta los 22 años de edad.

Comenzó sus labores en Barrancabermeja en 1975 como fundador, profesor y rector del Colegio Integrado El Centro (hoy colegio Blanca Durán de Padilla). “Me enviaron a tomar posesión del cargo de rector de un colegio que en el mapa no existía. No tenía paredes, ni pupitres, nada. Entonces con los padres de familia, los líderes de las veredas y algunas ayudas de Ecopetrol, pudimos levantar un plantel digno para este corregimiento”, comentó al programa Corrillos! en 2013, el excongresista.

Junto con sus labores de docentes en El Centro, en las noches Juan de Dios estudió Administración de Empresas en la Universidad Cooperativa de Colombia de Barrancabermeja.

En 1982, como parte del recién creado grupo liberal conocido como Fila, fue nombrado Gerente de Telecom en Barrancabermeja, donde logró las primeras cinco mil líneas telefónicas para la ciudad. Un año después se desempeñó Inspector Municipal de Tránsito y Transportes, siendo el pionero de la semaforización en esa ciudad.

“Le debo todo a Barrancabermeja, allí comencé la actividad política, allí formé una familia y esa ciudad hice todo lo que estuvo a mi alcance para hacerla grande, tal como se lo merecía. Espero que algún día el gobierno la reivindique como se merece”, destacó.

En 1986, Juan de Dios fue designado Secretario Departamental de Planeación y en 1987 es nombrado como último alcalde a ‘dedo’ de Barrancabermeja, tras iniciarse la elección popular de mandatarios territoriales. En 1988 se desempeñó como Secretario Ejecutivo del Foro Nacional Programático para la recuperación del Río Magdalena, un tema en el que siempre se le vio activo. Un año después es nombrado rector del Instituto Universitario de la Paz.

 

Juan de Dios, más que un líder político

La perseverancia y el trabajo constante llevaron a Juan de Dios Alfonso a llegar a las más altas dignidades, siempre con su slogan: “Para seguir trabajando”. Entre 1992 y 1997 fue Diputado a la Asamblea de Santander, presidente de esa Corporación y presidente de la Asociación de Diputados del país, que con él se creó.

Gracias a su labor en la Duma, los santandereanos lo eligieron en dos ocasiones como Representante a la Cámara, entre 1998 y 2002. Alcanzó la dignidad de Presidente de la Comisión Séptima y miembro de la Comisión de Paz y de la Comisión Legal de Cuentas. Sin respaldo del movimiento que ayudó a fundar con Horacio Serpa, se quemó en su intento de llegar al Senado. “Juan de Dios murió sin que Serpa le diera una explicación el por qué le dio la espalda, pese a que Juancho siempre fue leal con él”, dijo un líder cercano al excongresista.

Para el periodista Juvenal Bolívar, quien fue asesor durante ocho años del entonces congresista Alfonso García, la partida de éste es una pérdida para la actividad política honesta. “Juancho fue uno de esos dirigentes que trabajaba intensamente en cómo lograr mejores condiciones de vida para los más pobres, fue él quien creó la primera versión de la Estampilla Pro-anciano que hoy le permite recursos importantes al gobierno para que atienda a esta población y gracias a su perseverancia, logró que el gobierno nacional dejara atrás su negativa de construir el puente que comunica a Barrancabermeja con Yondó”, dijo el comunicador y director de Corrillos!

Alfonso García no tuvo ninguna investigación penal ni disciplinaria ni administrativa, fue un líder sincero y amigo de las buenas prácticas políticas, nunca estuvo involucrado en escándalos y siempre fue amigo de una paz negociada, por que era un convencido de la justicia social para acabar con el conflicto.

El cuerpo del jefe de “La Organización que Queremos”, su movimiento de base y de orientación liberal, será velado en la Funeraria San Pedro de Bucaramanga.[:]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

0 Comentarios

Dejar un Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password