El embate de Álvaro Uribe es contra todo el mundo ¿Quién nos podrá defender?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

[:es]Con el descabellado trino del expresidente Álvaro Uribe al periodista Daniel Samper Ospina, al que califica de “violador de niños” se deja claro que el hoy senador del Centro Democrático es candela sin control. Su furia contra el gobierno nacional se ha extendido a todo aquél que no respalda sus críticas y ataques y ahora el periodismo se convierte en su combustión.

A través de una misiva pública, periodista y directores de los principales medios de comunicación del país salieron en defensa Samper Ospina y expresaron su indignación frente a las aseveraciones del exmandatario nacional.

En la comunicación afirman que las declaraciones de Uribe son “el último ejemplo de su estrategia de estigmatizar e intimidar para imponerse en el debate público”. Aseguraron que esos ataques no solo son una “infamia irreversible que habrá de tener solución en la justicia, sino también un repugnante acto de violencia”.

(Lea también: ¿Por qué una alianza presidencial Uribe-Vargas Lleras estaría lejos del panorama?)

Por su parte, Daniel Samper dijo esta semana que emprenderá acciones legales contra Álvaro Uribe, a quien llamó “irresponsable”. No es la primera vez que el jefe del Centro Democrático tilda a Samper de “violador de niños”. Ya lo había hecho luego de que en una columna titulada ‘Mi voto es para la doctora Paloma’ (13 de mayo), el columnista hiciera una alusión al nombre de la hija de la senadora uribista. Estas declaraciones no habían tenido mayor trascendencia, pero la reiteración de esta acusación generó revuelo entre la opinión pública.

Los periodistas consideran que en un momento en el que las redes sociales se han vuelto espacios para hostigar a los comunicadores, el expresidente continúe utilizando sus redes sociales para atacar a la prensa. “Resulta inaceptable que el expresidente siga jugando el perverso juego de rectificar cuando el daño ha sido hecho”.

Texto de la carta:

Es hora de que el expresidente Álvaro Uribe Vélez deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un expresidente obligado a dar ejemplo, ni un ciudadano sujeto al Código Penal. El límite de todos los colombianos es y debe ser la ley. Y es tiempo de que el expresidente esté a la altura del enorme poder del que ha venido abusando sin mayores consecuencias: el último ejemplo de su estrategia de estigmatizar e intimidar para imponerse en el debate público, aquello de permitirse llamar “violador de niños” al periodista Daniel Samper Ospina frente a sus más de cuatro millones de seguidores de Twitter, no es solo una infamia irreversible que habrá de tener solución en la justicia, sino también un repugnante acto de violencia que ya ha empezado a llamar a más violencia.

Twitter es la vida real. Quien comete un delito allí comete un delito en su país. Hoy, cuando en las redes sociales se ha vuelto común hostigar a los periodistas hasta ponerlos en peligro, resulta inaceptable que el expresidente siga jugando el perverso juego de rectificar cuando el daño ha sido hecho, siga legitimando socialmente esa manera temeraria de participar en la deliberación pública y liderando ese premeditado ataque contra la prensa y la libertad de expresión –ese echarle la culpa y acusar de conspirador al mensajero– que es una arremetida contra la democracia.

No se trata de reclamar, de ninguna manera, un trato privilegiado para los periodistas ni de librar al periodismo de la crítica, sino de defender el derecho de todos a hablar sin ser objeto de los abusos de quien se sabe poderoso. Una palabra de Uribe basta para enlodar un nombre, para exacerbar los odios de tantos colombianos frustrados, para degradar y envenenar el necesario debate político del país. Lejos está del líder responsable y digno que tendría que ser.

Pero él sabe todo esto: él no está reaccionando en caliente ni cometiendo un desliz, sino redoblando un comportamiento peligroso e inescrupuloso cargado de intenciones políticas. Corresponde a la ciudadanía, pues, el siguiente paso. Dar ejemplo. Exigir sin miedo, con la ley de su lado, el fin de la calumnia como estrategia. Solidarizarse con el calumniado más allá de las contingencias de la política. Decirle al calumniador que ha llegado la hora de que se detenga.

Firman: Jesús Abad Colorado, José Manuel Acevedo, María Elvira Arango, Darío Arizmendi, Ricardo Ávila, Catalina Botero, Diana Calderón, Juan Pablo Calvás, Fidel Cano, Alberto Casas Santamaría, José Eustorgio Colmenares, Daniel Coronell, Ernesto Cortés, Vicky Dávila, Félix de Bedout, Vanessa de la Torre, María Elvira Domínguez Lloreda, María Jimena Duzán, Jorge Espinosa, Heriberto Fiorillo, Álvaro Forero Tascón, Álvaro García, Ignacio Gómez, Gustavo Gómez Córdoba, Claudia Gurisatti, Sebastián Hiller, Juan Carlos Iragorri, Juanita León, Juan Esteban Lewin, Diego Martínez Lloreda, Matador, Andrés Mompotes, Néstor Morales, Hassan Nassar, Lila Ochoa, Cecilia Orozco, Alfonso Ospina, Ricardo Ospina, Rodrigo Pardo García-Peña, Roberto Pombo, Fernando Quijano, Ana Cristina Restrepo, Jorge Restrepo, Nicolás Restrepo, Héctor Riveros, Luis Enrique Rodríguez, César Rodríguez Garavito, María Elvira Samper, Julio Sánchez Cristo, Alejandro Santos, Diego Santos, Ricardo Silva Romero, Rodrigo Uprimny, Jorge Alfredo Vargas, Juan Roberto Vargas, Vladdo, Felipe Zuleta, Camila Zuluaga.

 

Uribe contraataca

El expresidente Álvaro Uribe respondió a “los comunicadores” que han salido en defensa del columnista Daniel Samper, luego de que él lo acusará de “violador de niños”.

En su cuenta de Twitter dijo: “Por qué defienden que Daniel Samper viole los derechos de una niña, haga pornografía infantil con niños, con la cortina de la justicia, y con mujeres menores de edad; se refiera en los peores términos a mujeres que utilizó en su revista, se burle de los defectos físicos de los seres humanos, difame, maltrate a Antioquia, región y ciudadanía respetables como todas las de Colombia. ¡Acaso ese tipo de violaciones a los derechos de los niños y de las mujeres tienen alguna connotación que pueda ser atenuante frente a la violación del niño o de la mujer! ¡Acaso la libertad de prensa ampara estos atropellos! ¡Acaso se puede decir que la pornografía infantil es diferente y menos grave que la violación del niño!”

También desde su red social, el exmandatario le respondió a la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), que en defensa de Samper Ospina calificó la afirmación de Uribe de “irresponsable” y de ser una forma de “estigmatización sin prueba”.

“Entonces, para ustedes (la Flip), ¡la libertad de prensa permite violar derechos del niño, de la mujer, ofender al colectivo de una región!”, trinó el senador Uribe.

(Lea también: Esto son los baldíos que tiene en líos a Uribe, Iragorri, Lizarralde y Sarmiento Angulo)[:]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

0 Comentarios

Dejar un Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password