“El vergonzoso show”, la polémica editorial de Revista Corrillos sobre la crisis barranqueña

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

[:es]La edición 22 de Revista Corrillos! (ver diseño impreso) que ya está circulando en los diversos rincones de Santander, además de los excelentes informes periodísticos sobre la actualidad política santandereana, trae consigo una explosiva nota editorial dirigida a la opinión pública, a la clase política y a la dirigencia política de Barrancabermeja.

Titulada: “El vergonzoso show”, la editorial hace una radiografía el comportamiento de las partes en confrontación política en el Puerto petrolero y como esa guerra sin cuartel y sin escrúpulos, viene llegando a estados lamentables de comportamiento: “Hace mucho tiempo el respeto por la institucionalidad, por las personas y por la majestuosidad de lo público se perdió. Los porteños estamos atosigados de ataques de quienes defienden a los que tienen el poder y de aquellos huérfanos de él. Solo basta ver las redes sociales para darnos cuenta que ya tocamos fondo”.

La nota editorial también deja al descubierto como esta confrontación se está saliendo de las manos, que ya genera vergüenza nacional: “Por Facebook y Twitter se dan las más grandes confrontaciones, la mayoría con el peor lenguaje. Hoy, de la despiadada guerra generada por muchos años por las FARC, el ELN y los paramilitares, pasamos a otras batallas que perpetran los que creen tener la razón y se sienten con el derecho de denigrar, de irrespetar y de asesinar la intimidad de su adversario”.

El editorialista relata como la descentralización política que nació en 1991 con la Carta Magna le permitió al Municipio mejorar ostensiblemente su presupuesto, gracias a las regalías que llegaban de manera directa, además de transferencias: “Entonces Barrancabermeja se convirtió en la joya de la corona, gobernar era tener el control de toda esa plata. La ciudad llegó a tener un presupuesto de $180 mil millones en menos de 10 años ¿Quién no quiere manejar a su antojo un tesoro como ese?”

La situación política de Barrancabermeja es inadmisible –según la nota editorial- la polarización ha llegado a situaciones que en nada ayudan al desarrollo de la ciudad, alejada hace mucho del progreso: “Que se haya convocado a unas elecciones para quitarle el poder al que lo tiene y que triunfara la abstención, solo significa que los perros hambrientos de contratos fueron quienes ganaron. En eso caen los supuestos amigos del mandatario, pero también los que llegan a pescar en río revuelto, a aprovechar del esfuerzo de quienes recogieron las firmas”.

Sin duda, la columna deja ver el lado oscuro de la opinión pública porteña, que desde hace tiempo dejó atrás la ideología política para buscar el beneficio económico personal: “Además de las obras de cemento, de realizar la inversión en los temas sensibles y de generar confianza en lo público, al alcalde Echeverri, si quiere ser recordado con agrado, debe poner en su agenda de prioridades, el alcanzar la paz política, partiendo con calmar a sus perros hambrientos y llamar a la unidad”.

 

“El vergonzoso show

Con las elecciones de revocatoria del mandato al alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri Serrano, el pasado 2 de julio, algunos esperanzábamos que la polarización de las fuerzas en torno a la búsqueda del poder local se acabaría. Pero no fue así.

Tampoco estábamos convencidos que la paz política en la bella tierra porteña llegaría. Allá la política o el odio, o los dos a la vez, se vive en toda su intensidad.

Hace mucho tiempo el respeto por la institucionalidad, por las personas y por la majestuosidad de lo público se perdió. Los porteños estamos atosigados de ataques de quienes defienden a los que tienen el poder y de aquellos huérfanos de él. Solo basta ver las redes sociales para darnos cuenta que ya tocamos fondo.

Por Facebook y Twitter se dan las más grandes confrontaciones, la mayoría con el peor lenguaje. Hoy, de la despiadada guerra generada por muchos años por las FARC, el ELN y los paramilitares, pasamos a otras batallas que perpetran los que creen tener la razón y se sienten con el derecho de denigrar, de irrespetar y de “asesinar” la intimidad de su adversario. Y en Barrancabermeja esto ya causa vergüenza nacional.

El surgimiento de sicarios de opinión en la tierra petrolera se dio con la descentralización política que nació en 1991 con la Carta Magna. Claro, el Puerto Petrolero pasó de un pequeño presupuesto de $9 mil millones al año, a tener en sus arcas casi $25 mil millones. Por fin las regalías llegaban de manera directa, además de transferencias.

Entonces Barrancabermeja se convirtió en la joya de la corona, gobernar era tener el control de toda esa plata. La ciudad llegó a tener un presupuesto de $180 mil millones en menos de 10 años ¿Quién no quiere manejar a su antojo un tesoro como ese?

Entonces, a la pugna de los políticos derrotados versus políticos beneficiados del poder, llegaron los líderes populares, los tales opinadores de tiendas aledañas a la alcaldía y también los periodistas. Si, que descaro, pero los medios se han puesto el ‘camuflaje’ y toman partido.

Que se haya convocado a unas elecciones para quitarle el poder al que lo tiene y que triunfara la abstención, solo significa que los perros hambrientos de contratos fueron quienes ganaron. En eso caen los supuestos amigos del mandatario, pero también los que llegan a pescar en río revuelto, a aprovechar del esfuerzo de quienes recogieron las firmas.

Mi ciudad merece más de lo que ha tenido. No sólo requiere de buenos políticos, el mal que sufre el país, también merece de una opinión pública seria, respetuosa, generosa y ante todo, independiente de la clase política. La mayoría de esos opinadores no son más que los mensajeros de las partes en confrontación, y los medios, por un pedazo mínimo del pastel, se convierten en defensores de oficio de quienes compran conciencias.

Además de las obras de cemento, de realizar la inversión en los temas sensibles y de generar confianza en lo público, al alcalde Echeverri, si quiere ser recordado con agrado, debe poner en su agenda de prioridades, el alcanzar la paz política, partiendo con calmar a sus perros hambrientos y llamar a la unidad. A la postre el presupuesto municipal que él maneja es de todos y el pastel, necesariamente, debe ser repartido con equidad”.[:]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

0 Comentarios

Dejar un Comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password