Involucran a Secretaria de Salud de Santander en posible tráfico de influencias

[:es]Empresarios de la Salud de Santander, afectados por la demora en los pagos por servicios prestados a Caprecom -entidad que se encuentra en liquidación- denunciaron una presunta propuesta de intermediación por parte de un hermano de la actual Secretaria de Salud de Santander, Claudia Amaya Ayala a fin de agilizar dichos pagos.

Según revelaron a Corrillos! los empresarios de la salud, un hombre de nombre Carlos Javier Amaya Ayala, los ha visitado en sus oficinas a fin de exponerles que, “yo, por ser hermano de la Secretaria de Salud puedo ayudarles que les paguen rápido la deuda, tenemos los contactos para que les agilicen las cuentas, siempre y cuando me paguen el 20 por ciento de lo que les cancelen”.

Los directivos de estas Instituciones Prestadoras de Salud, quienes pidieron reserva de su nombre- advirtieron que no se van a prestar para ese tipo de intermediaciones al considerar que las deudas que tienen entidades como Caprecom en liquidación ya están en poder de los juzgados, “esperamos que se falle en nuestro favor y no tener que pagarle coimas a funcionarios públicos o a sus familiares para que se cumpla con un derecho adquirido”, expusieron.

Las fuentes también lamentaron que este tipo de tráfico de influencias se esté dando en un tema tan sensible como la salud, “de buena fe prestamos los servicios, sabemos que las enfermedades no da espera y por eso, no podemos prestarnos para que se hagan negocios privados en favor de unos pocos”.

 

“No sé a qué esté dedicado mi hermano”

Ante las graves denuncias de los directivos de unas Instituciones Prestadoras de Salud sobre supuesta intermediación y tráfico de influencias y donde se involucra el nombre de la Secretaria de Salud de Santander,  la titular de esa Cartera, Claudia Amaya Ayala, aseguró a Corrillos que, en efecto Carlos Javier Amaya Ayala es su hermano, “pero desconozco a qué esté dedicado y no tengo ninguna relación de tipo comercial con él”.

La funcionaria aclaró que no sabe por qué se le ha involucrado en las supuestas intermediaciones, “tanto así que no conozco siquiera los directivos liquidadores de Caprecom ni he intervenido de alguna manera para asegurar cobros en favor de terceros”.

La señora Amaya Ayala también destacó que no puede responder por el trabajo al que esté dedicado su hermano, “lo que si dejo en claro es que no he usado mi cargo para favorecer ni mi a hermano en su trabajo ni he incidido en pagos en favor de IPS”, por lo que aprovechó para desmentir a quienes hablen en su nombre para hacer este tipo de “favores”.

La señora Amaya ha construido una hoja de vida brillante dentro del sector salud, tanto en entidades privadas como públicas. Incluso, Corrillos! logró conocer que su nombre suena fuerte para gerenciar la EPS que legalizará el recién inaugurado Hospital Internacional de Colombia (HIC).

 

“No es intermediación, es un servicio de cobro jurídico”

Corrillos! también habló con Carlos Javier Amaya Ayala, quien según los directivos de las IPS, fue la persona que los contactó para ofrecerles la supuesta intermediación a cambio de un porcentaje del 20%, hermano de la Secretaria de Salud de Santander.

“En efecto, yo si me he reunido con varios directivos de estas empresas a las que se les adeuda por servicios prestados, pero no solo a los que les adeuda Caprecom, también de otras. Y no les estoy ofreciendo ningún tipo de intermediación ni muchos menos porcentaje, lo que les estoy ofreciendo es una acercamiento con una firma de abogados de Bogotá muy prestigiosa para que les ayuden en materia de asesoría de cobro jurídico”.

Dijo que, “soy comerciante y me dedico a hacer trámites y negocios privados. Conozco a los abogados de la firma y me pidieron que les contactara a las empresas que están siendo perjudicadas por la demora en los pagos. Si las IPS deciden aceptar, no es conmigo quien deben tatar, es con la firma de abogados y para eso se firma un poder y allí se establece el tema de honorarios”.

Aclaró que nunca ha mencionado el nombre de su hermana, la actual Secretaria de Salud de Santander, cuando se reúne con los directivos de las empresas de salud. “Ellos saben quién soy yo o se imaginan que soy hermano de ella. A la doctora Claudia Amaya la admiro por el trabajo que hace, con ella solo tengo relación familiar pero nada que ver con el trabajo privado que hago y no es verdad que digan que ella está detrás de una intermediación, la cual no existe”.

Actualmente Caprecom adeuda unos 25 mil millones de pesos a entidades e instituciones prestadoras de salud de Santander.

(Lea también: El irrisorio abono a la deuda de las EPS a la red pública hospitalaria de Santander)[:]

0 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password