Lo que se movió por debajo de la mesa en la elección de la directiva del Concejo

[:es]Al mejor estilo 007, el gobierno local y los ‘concejales independientes’ quisieron aprovechar la supuesta ruptura al interior de la coalición mayoritaria del Concejo de Bucaramanga y aplicaron las técnicas más sofisticadas en espionaje, a fin de conformar unas nuevas mayorías en favor del alcalde Rodolfo Hernández Suárez.

(Lea también: ¿Qué derivó la denuncia penal contra la mesa directiva del Concejo de Bucaramanga?)

Los concejales que defienden al gobierno, Cleomedes Bello Villabona (la U) y Fabián Oviedo (Cambio Radical) fueron los encargados de ‘tocar’ a sus colegas, principalmente liberales, mediante el supuesto ofrecimiento de dádivas, si se pasaban al bando suyo.

Corrillos! pudo conocer que en estos hechos también estaría involucrado el Secretario de Desarrollo Social, Jorge Figueroa Clausen; que –según informaron algunos corporados ‘rojos’- les habría invitado a hacer parte de la coalición de gobierno, con los beneficios que eso conlleva”.

Tanto los dos concejales minoritarios como el propio Secretario de Desarrollo de Bucaramanga, intentaron directamente con los mismos corporados liberales y luego, a través de sus jefes políticos, incentivarlos con participación burocrática en el gobierno de la Lógica, Ética y Estética; si decidían conformar nuevas mayorías, “esta vez bajo la tutela del gobierno local”, reveló a Corrillos! uno de los cabildantes ‘tocados’.

Incluso, de esa estrategia de ‘divide y reinarás’ implementada por Figueroa, Bello y Oviedo, se tienen supuestas grabaciones de conversaciones en donde se ofrece ‘esta vida y la otra’ para quienes abandonaran la coalición opositora liderada por 10 concejales liberales, uno del Mais y uno de Opción Ciudadana.

La estrategia para desbaratar la coalición de 12 concejales estuvo fríamente calculada, dijo una fuente de la Corporación. “Quisieron reventarla (la coalición mayoritaria) por el lado más débil, haciéndole creer a algunos medios que había una inconformidad por parte del concejal René Garzón con sus compañeros de bancada por no cumplirle con la elección suya como presidente del Cabildo Local para el segundo semestre de este año”, dijo la fuente.

La desestabilización de la coalición desde el escenario de los acuerdos para la conformación de las mesas directivas era el tema más sensible para ‘los 12’, debido a que la molestia de Garzón era evidente y las ultimas reuniones de la bancada ‘roja’, previo a la elección de la mesa directiva del próximo año y que se cumplió ayer sábado, “se tornaron difíciles hasta el punto que varios dejaron entrever que no seguirían bajo las condiciones inicialmente pactadas”, supo Corrillos!

 

Se mantiene el bloque de ‘los 12’

Aunque los ‘coqueteos’ fueron directos y los 10 ‘rojos’ y los dos concejales más que integran la coalición mayoritaria alcanzaron a sentirse aludidos, decidieron –a la postre- mantenerse unidos y redefinir los acuerdos, los cuales –aunque si se han dado- “no ha sido por mala voluntad, sino porque no se ha encontrado una justificación legal para dividir la presidencia (cuando la norma establece que debe ser por el año), especialmente porque el Procurador nos tienen entre ojos”, dijo un concejal a Corrillos!

También confirmó que en el caso de Garzón, quien era el más molesto, se logró acordar con él que los proyectos de acuerdo de su autoría tendrán el aval de toda la bancada liberal, independiente que los haya radicado solo. Y sobre sus seis meses de presidencia, “esperamos que se le pueda cumplir para el segundo o tercer año cuando las condiciones políticas sean más accesibles”, explicó oro de los concejales de las mayorías.

Prueba que ‘los 12’ siguen juntos, aunque no revueltos, fue la elección de la masa directiva del Concejo para el 2017 que se cumplió ayer, donde todos (incluso Uriel Ortiz, quien por problemas de salud no pudo a votar) hicieron evidente su apoyo a los candidatos postulados.

 

La mesa directiva para 2017

Tal como se había previsto en los acuerdos políticos, fue elegido por 11 votos el concejal liberal, Jaime Andrés Beltrán Martínez como presidente del Concejo de Bucaramanga para el 2017. Beltrán es Comunicador Social Organizacional egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y Especialista en Dirección de Empresas, también de la UNAB. Logró su elección con 12.702 votos, en la lista liberal que sumó 91.878 sufragios.

En la Primera Vicepresidencia fue elegido el concejal Nelson Mantilla Blanco, un reconocido dirigente comunal que logró con 1.745 votos su elección como cabildante por el Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS) en una lista que sumó 9.229n sufragios.

Y en la segunda vicepresidencia fue elegido el concejal Javier Ayala Moreno, un Administrador de Empresas de la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) y Especialista en Gestión Estratégica de Mercadeo de la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB). Logró su elección con 5.687 votos dentro de la lista liberal que sumó 91.878 sufragios.

(Lea también: Fallo revocatorio contra concejales de Bucaramanga pone en vilo elección de Contralor)[:]

0 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password