Esto es lo que se ha hecho mal y lo que se ha dejado de hacer en Metrolínea

[:es](Ver vídeo) Según el DANE, Metrolínea perdió en solo un año el 10,3% de sus pasajeros. La cifra es el resultado de la difícil situación financiera, administrativa y operativa que desde fue creado el sistema de transporte masivo, afronta el ente gestor.

Problemas de planeación, derivados de los estudios que hizo la UIS –entidad sin experiencia en sistemas masivos- han sido las causas del caos que hoy afronta el proyecto que sería la redención para mejorar la movilidad en el área metropolitana.

Hoy, además de ser financieramente inviable, por la concepción del negocio –ya que los concesionarios ganan no por pasajeros transportados sino por kilómetros recorridos- y un sistema de recaudo en el que solo sale favorecida la empresa TISA, la cual afronta su propio infierno  administrativo, Metrolínea no llega a las zonas que más requieren del servicio, como el norte de la ciudad y Girón.

Además, en materia de inversión en infraestructura, la demora de varias obras y otras, en las que ha sido castigada por fallos administrativos, han generado un hueco profundo en sus finanzas, lo que ya prendió las alarmas de la clase política, toda vez, los directos responsables de las sanciones recaen directamente en sus socios y cabe recordar que el socio mayoritario es la alcaldía de Bucaramanga.

Un estudio hecho por la Procuraduría señala de manera particular a Metrolínea, identificándola   como uno de los que presenta mayores dificultades en torno a la exigibilidad y seguimiento a los contratos de concesión suscritos para la prestación del servicio.

La infraestructura que demanda la implementación del sistema se encuentra en estado de indefinición, contando con un laudo arbitral en contra que condenó al ente gestor al pago de cerca de 170.000 millones de pesos.

Además, pese a que el alcalde de Bucaramanga se había comprometido a bajar el valor del pasaje, extrañamente los alcaldes del área, que hacen parte de la Junta Metropolitana descartaron la rebaja por lo que hoy, Metrolínea tiene uno de los pasajes más costosos entre todos los sistemas de transporte masivo.

Dentro de las controversias que afronta Metrolínea está la demanda que tiene en su contra el ente gestor, que fue interpuesta por Constructora HG, la compañía del hoy alcalde Rodolfo Hernández. Un primer fallo salió a favor de la entidad pública, pero la empresa reclamante decidió apelar la sentencia, algo que ha caído mal entren la opinión ciudadana, debido a que se deja entrever que el alcalde desde su negocio privado también ayuda a enterrar el sistema.

Y para rematar, la Contraloría de Bucaramanga –tras una auditoría – concluyó que alrededor de Ángela María Farah Otero como Gerente de Metrolínea SA, existe un presunto hallazgo de tipo disciplinario por el nombramiento del que fue objeto pero que fue efectuado sin el lleno de los requisitos legales, por lo que la responsabilizan a ella de no ser “idónea” para el cargo y al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, por hacer tal designación.

En Corrillos analizaremos el crítico momento financiero, administrativo y operativo que atraviesa Metrolínea y por qué la palabra liquidación empieza a hacer curso en el futuro del ente gestor. (Ver vídeo)[:]

0 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password