Toca fondo la crisis de hacinamiento en estaciones de Policía en Santander

[:es]La Procuraduría General de la Nación instauró una acción de tutela en contra del Ministerio de Justicia y del Derecho, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) y el Consejo Seccional de la Judicatura en aras de garantizar los derechos constitucionales y legales de las personas sindicadas y condenadas que actualmente están privadas de la libertad en los sitios transitorios de las estaciones y comandos de Policía de los diferentes municipios de Santander.

(Lea también: El nuevo regaño de la Procuraduría al alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández)

El Ministerio Público señaló que la grave crisis de hacinamiento ha generado en los últimos años que las salas temporales de privación de la libertad de las estaciones de Policía del Área Metropolitana tengan que alojar en sus instalaciones a personas retenidas, sindicadas y condenadas, convirtiéndose en verdaderos y complejos centros de reclusión, poniendo en riesgo las garantías y los derechos fundamentales de los internos.

“Esta situación fue el punto de partida de la acción preventiva adelantada por la Procuraduría y las correspondientes visitas especiales a las estaciones de Policía del área Metropolitana de Bucaramanga, los municipios de San Gil, Socorro, Sabana de Torres, El Peñón, Guavatá, Chipatá, La Paz y Barrancabermeja para establecer las condiciones de los internos en las salas temporales”, consigna un informe del Ente de Control Disciplinario.

Los resultados de las visitas adelantadas permiten advertir que las estaciones de Policía cuentan con infraestructura mínima y básica solo para la retención de personas de manera transitoria mientras se adelanta su comparecencia ante la autoridad judicial competente y, por tanto, no es posible utilizarlas como centros de reclusión para personas sindicadas o condenadas. Advirtió que hay personas que llevan hasta 17 meses recluidas en estas estaciones.

Aduce también el Ministerio Público que, “las estaciones de Policía afrontan una grave crisis de hacinamiento en sus instalaciones y por consiguiente, la permanencia y convivencia diaria de reclusos en estos lugares generan riesgos de enfermedades respiratorias e infectocontagiosas, señaló el órgano de control”.

Y destaca que, “el hacinamiento repercute de forma directa en las visitas que realizan los familiares de los reclusos y en las condiciones de aseo personal de estos, lo que genera un grado de indignidad evidente, contrariando las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos”.

Dentro de la acción de tutela el Misterio Público invocó los derechos a la igualdad, la dignidad humana y la integridad física en conexidad con el derecho a la vida los cuales, a juicio de esta entidad, deben ser amparados.

(Lea también: “La fe mueve” a la Procuraduría a investigar los contratos cristianos de ‘Lucho’)[:]

33 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password