Así está ubicada el área metropolitana en la tasa nacional de trabajo infantil

[:es]Los niños en Colombia tendrán poco qué celebrar este 12 de junio, Día Mundial contra el Trabajo Infantil: en el país trabajaban 1.018.000 menores en el año 2015, lo que representa el 9,1% de la tasa nacional, según un informe del Observatorio Laboral de la Universidad el Rosario.

(Lea también: Las cifras que llevaron a Financial Times a poner sus ojos en Santander)

Aunque esta cifra es menor en un 2% con respecto a la del año 2014, resulta preocupante el aumento de la tasa de trabajo infantil rural, que alcanza el 15,6%, señala el estudio Erradicación del Trabajo Infantil: Panorama y Perspectivas en Colombia 2016, de los investigadores Iván Daniel Jaramillo Jassir y Paola Andrea Peña Barbosa.

En el informe, el área metropolitana de Bucaramanga (Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta), se ubica en el puesto 17 en el ranking que mide 23 zonas del país. El año pasado se registraron 11 mil niños trabajadores (5 a 17 años de edad), con una tasa de 8,10 por ciento.

Sincelejo es la ciudad con mayor participación de trabajo infantil, con una tasa del 16,8%. Le siguen Neiva con el 13,9% y Cúcuta con el 12,5%. Los niños en el país trabajan en actividades relacionadas con agricultura, ganadería, silvicultura, pesca, caza, comercio, hoteles, restaurantes, industria manufacturera, servicios comunales, sociales y personales.

Según el informe del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, en materia de inspección, vigilancia y control existe un déficit en materia rural y las autorizaciones de trabajo a menores de edad representan un porcentaje bajo frente a la tasa de trabajo infantil reportada.

Los investigadores Jaramillo y Peña recomiendan promover una educación de calidad, como uno de los principales factores que contribuirían a la erradicación del trabajo infantil. Es importante garantizar el acceso gratuito a la educación básica mediante políticas eficientes, promover el acceso a la educación de calidad e invertir en la formación del personal docente. Consideran conveniente diseñar políticas diferenciales para la abolición del trabajo infantil en materia urbana y rural.

El trabajo infantil condena a los niños perder su libertad, a no tener infancia, a dejar de lado sus estudios  y les genera un desarrollo físico y mental. Las causas culturales del trabajo infantil identificadas deben ser corregidas a través de políticas de promoción y prevención que sensibilicen sobre los efectos nocivos de pobreza cíclica.

 

¿Por qué y en qué trabajan los niños?

Entre las principales razones por las que trabajan los niños en el país, el informe de la Universidad del Rosario establece que el 39% lo hace porque le gusta trabajar; el 34% porque debe participar en la actividad económica de la familia; el 12% porque el trabajo lo forma, lo hace honrado y lo aleja de los vicios; y el 11% porque debe ayudar con los gastos de la casa y a costearse su estudio.

Iván Daniel Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral, explicó que son varias las actividades en las que trabajan los niños en Colombia. El 36% se desempeña en agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y caza; el 35% en temas que atañen al comercio, hoteles y restaurantes; el 13% en la industria manufacturera y el 8% a servicios comunales, sociales y personales, comentó.

Paola Andrea Peña, investigadora de la Universidad del Rosario, dijo que el trabajo infantil en Colombia se evidencia con un mayor porcentaje en Sincelejo, con un 16,8%; seguida por Neiva con el 13,9% y Cúcuta con el 12,5%. Cabe destacar que Popayán es la ciudad con menor participación, con una tasa de 2,6%, dijo.

(Lea también: La pésima calificación de la UIS en el ranking mundial de universidades)[:]

0 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password