¿Es posible que el Plan de Desarrollo de Bucaramanga se apruebe por Decreto?

[:es]Al menos 300 observaciones hizo el Concejo Municipal al documento original del Plan de Desarrollo de Bucaramanga, presentado por el alcalde Rodolfo Hernández Suárez –y tal como avanza la discusión- la posibilidad que se alcance a tramitar y a aprobar por Acuerdo es cada vez más alejada de la realidad.

(Lea también: Plan de Desarrollo de Bucaramanga ya no seguirá siendo un misterio)

Los concejales de las “mayorías”, opositores al gobierno local, advirtieron que la Carta de Navegación del alcalde “está crudo”, por lo que le presentaron al gobierno una serie de recomendaciones, en torno a la falta de estructura, marco general, objetivos, principios, modelo metodológico y proceso de construcción y socialización.

Los constantes enfrentamientos políticos entre el gobierno y los concejales han llevado a que la discusión se complique, incluso en la segunda jornada de estudio la sesión debió ser suspendida, que a criterio de la Administración no había justificación. Según el Cabildo, los Secretarios de Despacho, que deben estar presentes durante la discusión, se ausentaron; pero en un comunicado oficial de la alcaldía, se desmintió tal versión y argumentó que había ocho de los nueve jefes de dependencias presentes.

 

Las observaciones del Concejo

Para los concejales de Bucaramanga, el Plan de Desarrollo no estructura claramente las metas, poblaciones y alcances de algunos programas sociales, por lo cual, será difícil medir y evaluar los alcances de los mismos.

Recordó que, “la Procuraduría General de la Nación en la circular 002 del 08 de febrero del 2016 planteo una serie de recomendaciones para tener en cuenta en la elaboración de cualquier plan desarrollo municipal; dichas observaciones no han sido consideradas por esta Administración para diseñar el plan de desarrollo entregado”. Aduce la Corporación que, “es improcedente omitir estas recomendaciones las cuales podrían generar sanciones de índole disciplinarias”.

En un comunicado, los concejales destacan que, “la evaluación del Concejo a este Plan de Desarrollo, no es parte de una práctica de oposición si no de una función específica de la Corporación (controlar, revisar y verificar que el Plan de Desarrollo corresponda a los resultados del diagnóstico). En este orden de ideas se ven claras inconsistencias en la mecánica utilizada, por ejemplo; en la promesa de los 20 mil Hogares Felices que no está soportado en un estudio previo o diagnostico estructural”.

Por eso recordaron al alcalde y a sus asesores que, “las recomendaciones del Concejo a la Administración Municipal están enfocadas en aclarar metodologías y procesos en temas tan importantes como salud, educación, vivienda, seguridad, cultura, movilidad, entre otros, que al no estar claras no se conoce el nivel de compromiso con la ciudad y que por ser el último plan de desarrollo presentado de los municipios del Área Metropolitana de la ciudad, hoy los programas vitales estén frenados”.

 

Por Decreto, es lo más viable

Hay dos vías para aprobar el Plan de Desarrollo, una es en la que actualmente se avanza, que lo haga el Concejo mediante Acuerdo Municipal. Sin embargo la premura del tiempo y la indisposición de los concejales, lleva a pensar en la opción dos, que el alcalde lo apruebe por Decreto una vez se cumpla el término de tiempo que determina la ley.

El analista jurídico y director de Revista Corrillos!, Carlos Alfaro, recordó que “el Plan de Desarrollo tiene su trámite a iniciativa del ejecutivo ante el Concejo, pero si la Corporación de acuerdo a la ley 136 de 1994 no lo aprueba, el alcalde lo puede aprobar mediante un Decreto municipal”.

Alfaro destacó que, lo ideal es que se tramite en el Concejo, pero como la ciudad no se puede quedar sin ese importante documento, se debe adoptar vía Decreto”. De acuerdo a la ley 136, el alcalde debió haberlo presentado para su estudio el primero de mayo y los concejales de la Comisión correspondiente hacerle las respectivas objeciones y devolverlo para que el alcalde las subsane.

La misma ley dice la fecha en que debe quedar aprobado y si el Concejo no lo “avaló”, el alcalde está facultado por esa misma ley y el artículo 315 de la Constitución de hacerlo vía Decreto, plazo que se cumple a finales de este mes de mayo.

Por su parte, el exconcejal de Bucaramanga, Celestino Mojica, explicó que “el Plan de Desarrollo es la bitácora de camino de esta Administración, el Concejo -en su gran mayoría liberal- debería darle trámite, así sus puntos de vista no sean tenidos en cuenta por la Administración, pero ellos (el alcalde) ganaron las elecciones y la Corporación así no lo comparta, debe cumplir su misión”.

Mojica aclaró que, “es el tiempo de dejar que este gobierno pase de tantas palabras a realidades y no tenga más excusas en sus realizaciones. Tienen unos compromisos de campaña que deben cumplir”.

 

Lo mejor es aprobarlo en el Concejo

A criterio de Manuel Parada, ‘Manolete’, hacer 300 anotaciones al Plan es exagerado. “Lo leí tres veces y efectivamente las metas no son claras. José Neil, de Fundación Participar, lo dijo en Debates Unab, que más de la mitad de las metas no son medibles; pero tampoco veo voluntad del Gobierno en cambiarlo”, indicó.

El analista de Corrillos!, destacó que, hay que hacer tres anotaciones importantes, “la primera: Préstamos y APP deben estar aprobados por el Concejo y no dar cheque en blanco a la Administración como sugiere el documento; segundo: Reestructuración administrativa y creación de cargos debe pasar por el Concejo (no se pueden crear puestos a la medida de funcionarios actuales) y, tercero: ¿Cuántas casas son? ¿20 mil, 3 mil o 1.000?”

Para ‘Manolete’, demorar su aprobación es ilógico, “apruébenlo y eso sí, muy pendientes de su ejecución. La tarea le quedó mal hecha al gobierno y los concejales no se la van a corregir”.

En el mismo sentido se refirió la exdirectora del Área Metropolitana de Bucaramanga y columnista de Corrillos! Consuelo Ordoñez de Rincón, quien expuso que, “el concejo debe aprobar el Plan pero el Alcalde debe clarificar los temas que están confusos. Son cambios de verbos y aclaración de redacción que mejorará el contenido para equipararlo a su oferta de Gobierno. No le pueden exigir nada diferente. De cualquier manera es mejor que encuentren los caminos para conciliar y que el Plan sea formalmente aprobado por el Concejo”.

 

No se debe bloquear a la Administración

Aunque existen fallas evidentes en la formulación del Plan de Desarrollo, Laureano Tirado, analista político y columnista de Corrillos! comentó que, “éste es el documento público más importante en materia técnica que tiene un municipio. El Plan de Desarrollo de Bucaramanga es más político que técnico; tiene unas falencias que a mediano tiempo se verán en las valoraciones de Planeación Nacional”.

Advirtió que, “el Plan de Desarrollo será sancionado por Decreto, porque el tiempo es corto para las maniobras tradicionales del Concejo; no veo al Alcalde, al Ingeniero Rodolfo Hernández, regateando por su aprobación. Mi preocupación no es la aprobación, eso es carpintería de primaria. Mi preocupación es la financiación para poder cumplir algunas metas del Plan, ese tema si es complejo”.

Ante esta situación de toma y dame entre el Concejo y el alcalde, Germán Torres Prieto, exdirector y actual columnista de Revista Corrillos! cree que “al Alcalde de Bucaramanga no le queda otra salida que aprobar el Plan de Desarrollo por Decreto, lastimosamente tiene un Concejo que en su mayoría  se opone a todas las iniciativas que él propone, los concejales de la oposición quieren bloquearlo, eso hace que no le quede fácil gobernar, que todo sea difícil”.

Destacó que la pelea va más allá, “ellos (los concejales) están ahora sin poder alguno, sin participación, sin contratos, sin juego político y por eso estoy seguro que ese Plan de Desarrollo del Alcalde se lo querrán modificar en más del 50%, midiendo a ver si el alcalde cede y les da participación en el gobierno como venían acostumbrados”.

En materia jurídica, de aprobarse el Plan de Desarrollo por vía Decreto, “ese Acto Administrativo tiene el control de legalidad ante la justicia contenciosa, el Gobernador tiene 20 días para instaurar la acción de revisión si considera que viola la Constitución, un mandato legal de acuerdo al Decreto 1336”, recordó el abogado Carlos Alfaro.

También mencionó que “esa acción de revisión es exclusiva del gobernador, pero si no lo hace dentro del término de ese tiempo, lo puede hacer cualquier particular. Cualquier ciudadano que considere que en el Decreto o el Acuerdo aprobatorio del Plan hubo una falsa motivación o violó el ordenamiento jurídico, puede iniciar una queja disciplinaria contra el alcalde o los concejales”.

(Lea también: El ‘encontronazo’ entre el concejal Ortiz y el Secretario Jorge Figueroa)[:]

107 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password