La falsa reclamación, un vacío que tiene en ‘jaque’ la Ley de Restitución

[:es]El tema que más ocupa a los medios de comunicación es sin duda la restitución de tierras, el cual se encuentra en su punto más acalorado, producto de las declaraciones del procurador Alejandro Ordóñez, quien asegura que la ley desconoce los derechos de quienes adquirieron de buena fe las tierras del despojo.

(Lea también: “Se debe revisar profundamente la Ley de Restitución”: Procurador Ordóñez)

A esta preocupante situación, también se sumaron las reacciones del presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, quien hizo duros cuestionamientos en contra de la aplicación de la ley, al igual que su esposa, la congresista María Fernanda Cabal, quien ha dicho que tiene pruebas de los posibles errores que se han presentado durante estos años.

Mientras que el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal, afirmó que a los opositores que demuestran su buena fe se les paga el predio, también es cierto que existen algunos casos donde falsos reclamantes se unen con funcionarios del Estado para hacerle conejo a la ley. De hecho, en mayo del año pasado la Fiscalía General de la Nación capturó a 20 personas, que hacían todo tipo de maniobras administrativas para obtener de la Unidad de Tierras, títulos de propiedad de predios que ya habían sido vendidos a terceros.

Siete meses después, el ente investigador capturó 62 presuntos falsos reclamantes y cerró el año con 116 personas judicializadas por fraude procesal, falso testimonio y falsedad en documento público.

Entonces, las autoridades tienen un reto enorme, descubrir personas inescrupulosas que se oponen a justas restituciones, pero también en identificar falsos reclamantes.

 

Caso emblemático de falsa restitución

Hace unos meses la Sala Civil de Tierras del Tribunal de Cúcuta ordenó quitarle el predio y su proyecto productivo a Raúl Cruz y entregarlo a José Rivera, un campesino de la zona que con engaños aseguró ser el dueño. Rivera habría dicho varias mentiras. Se declaró desplazado por el EPL en 1996, pero esto no era cierto, ya que dos años más tarde vendió su predio e incluso le pidió permiso al Incora para hacerlo.

La abogada que representaba a la Unidad de Restitución de Tierras (URT) advirtió a los magistrados Amanda Sánchez, Puno Correal y Julián Sossa (quién salvó voto y no estuvo de acuerdo con la decisión) que tenía serias dudas de que el reclamante fuera una verdadera víctima. Aun así, la decisión fue quitarle la tierra a Cruz y entregarle a Rivera un predio igual o mejor que el que reclamaba.

Fue por eso que la Fiscalía imputó a José Rivera por falso testimonio, fraude procesal y porque el único testigo que llevó era falso. A estas acusaciones se sumó la denuncia que la URT interpuso contra Rivera por encontrar que efectivamente era un falso reclamante.

Pero algo extraño sucedió en los últimos días. La fiscal 15 seccional en Cúcuta, Gladys Peñaranda, dejó listo el escrito de acusación en contra de José del Carmen Rivera, quien ya estaba privado de su libertad, pero a finales del 2015 la funcionaria se pensionó y en su lugar asumió la fiscal Sonia Abril, quien tomó otra decisión.

A pesar de todo el material probatorio existente en contra del reclamante José Rivera y de que la misma Unidad de Tierras lo denunció, la recién llegada fiscal solicitó la preclusión del caso.

A raíz de esta decisión, la zozobra invadió a municipios como Sabana de Torres (Santander) y San Alberto (Cesar), lugares donde la Fiscalía acusó y capturó a muchos falsos reclamantes el año pasado.[:]

0 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password