La evidente animadversión contra el Representante Ciro Fernández en redes sociales

[:es]Ciro Fernández, de 35 años de edad y militante de Cambio Radical, es el único congresista de Santander que reside en una cuidad diferente a Bucaramanga. Es uno de los 12 parlamentarios del departamento que más visibilidad tiene ante la opinión pública, producto de la constante gestión que cumple ante despachos nacionales y regionales.

Su llegada a la Cámara de Representantes se dio por la carencia de un líder novedoso en el espectro barranqueño. Su don de gente y su sencillez, junto con el conocimiento que tiene sobre del desarrollo de grandes ciudades producto de la oportunidad que le dio la vida de salir de Barrancabermeja para estudiar y laborar, lo llevó a obtener la mejor votación en las elecciones de hace dos años.

Ciro Fernández se enorgullece de ser barranqueño, reconoce que gracias a esa votación que le dieron sus paisanos pudo alcanzar, junto a la sumatoria que le brindó su partido Cambio Radical en el área metropolitana, los sufragios suficientes para volver a obtener esa curul porteña que se había perdido, pero que fue lograda hace más de 30 años por Serpa, luego de la mantuvo Aristides Andrade y terminó en manos de Juan de Dios Alfonso, los tres liberales.

No cabe duda, que además de una buena dosis de buena suerte, conjugada con algo de apoyo de su cuñado, el entonces alcalde Elkin Bueno Altahona, pudo llegar al parlamento y hoy convertirse en el vocero de los barraqueños en el Congreso.

 

Ataques en redes sociales

Ciro, por su juventud y por las nuevas formas de hacer política, es un activo protagonista en redes sociales, especialmente el Facebook. Su cuenta es la misma que tenía hace 3 años, cuando era un profesional de la odontología y se mantenía en Bogotá compartiendo con los grandes de la farándula, quienes iban a su consultorio para hacerse el diseño de sonrisa.

En Facebook, Ciro comentaba lo que le gustaba y no le gustaba, publicaba fotos con sus amigos y cuando departía con ellos. Muchas eran de eventos sociales y otras en certámenes deportivos, él es amante de las motocicletas y muchas de sus fotografías eran en esas actividades de velocidad.

Pero decidió ser candidato a la Cámara y cuando logró ser avalado por Cambio Radical (aunque tuvo la invitación de Opción Ciudadana y Liberal) su vida cambió también. Y de qué manera. Incluso eso se puede constatar en su cuenta de Facebook, pues ya no tenía espacio para publicar situaciones divertidas y jocosas con sus amigos, solo el contacto y las propuestas de su campaña.

Hoy, dos años después de su elección como congresista, las redes sociales han sido parte esencial para que Ciro se mantenga en contacto con los santandereanos. No hay una reunión con un alto funcionario, o una gestión en un despacho, o una opinión sobre lo que le convenga a Barrancabermeja que Ciro no publique en su cuenta. Eso lo ha llevado a ser muy visible en la opinión pública, incluso más que los 11 congresistas restantes de Santander que viven el cómodo clima bumangués.

Pero ser el más visible trae sus consecuencias, muchas de ellas incomodas. Cada vez que Fernández publica un mensaje en Facebook, muchos de sus seguidores (la gran mayoría de Barrancabermeja) lo apoyan, otros le aportan a su causa y otros más le proponen temas.

Pero, “me han venido achacando culpas que no son mías, mi interés es lograr soluciones para Barrancabermeja, los problemas de hace 20 años no pueden arreglarse en dos años que es lo que llevo como Representante”.

Indicó que ha visto de un pequeño grupo de personas una serie de ataques, que poco o nada le aportan a solucionar los problemas de la ciudad, “se meten con cosas personales, dicen que nuestra tarea no sirve, solo atacan por atacar, pero no se dan cuenta que estamos del mismo lado, buscando que nuestra tierra tenga la inversión que se merece y eso lo he dejado claro en mis mensajes de Facebook”.

 

“Yo no soy Elkin, soy otra persona”

El congresista barranqueño Ciro Fernández –víctima de una animadversión generada por las redes sociales por parte der sus propios paisanos, al ser consultado por Corrillos! por lo que puede ser el origen de estos ataques en su contra, advierte que estas personas dedicadas a atacarle, confunde las situaciones.

“Entiendo que Elkin Bueno tiene amigos y enemigos en la política, lo que no entiendo es si él es una persona diferente a mí, con pensamientos y acciones distintas ¿Por qué esos enemigos de él deben ser los mismos míos? Yo no soy Elkin, soy otra persona, con los defectos y los errores que se puedan cometer, pero puedo decirles que soy un barranqueño, que busca un mejor futuro para nuestros hijos”, recordó.

Expuso que muchos de los ataques provienen de quienes apoyaron las pasadas campañas al actual alcalde y a otros candidatos al que él apoyó. “El señor Alcalde Darío Echeverri y la gente que lo respalda debe ver en mi a alguien que quiere ayudar, que puede hacer equipo. Creo que la visión debe ser el de estar unidos por la ciudad, la campaña ya pasó, es tiempo de dejar los ataques a un lado”, indicó el joven parlamentario.

Y destacó que ha sentido, incluso, varios desplantes del propio alcalde Echeverri, como el de día de su posesión, donde invitó a los congresistas a la mesa principal y “yo, que soy el único de Barrancabermeja, ni me determinó”, lo que para los analistas políticos no es más que es gobernar con odio.

Sin embargo, anunció que no va a bajar la guardia en sus publicaciones en redes sociales así lo ataquen, “ya que a los medios en Barrancabermeja no les interesa informar nuestras acciones, nosotros lo haremos por los medios públicos, la gente tiene derecho a enterarse de qué hace su congresista”, destacó.

Finalmente, Fernández agradeció a líderes de todo el departamento, que a través de su cuenta en Facebook o vía telefónica, le agradecen por sus gestiones y lo reciben con los brazos abiertos en sus comunidades.[:]

1 Comentario

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password