El Top 9 de lo que usted debe saber sobre las ‘fotomultas’ para que no lo ‘tumben’

[:es]La Corte Constitucional ratificó que para que las ‘fotomultas’ puedan cobrarse, estas deben notificarse previamente al infractor dentro de un plazo límite de tres días hábiles. Si ese proceso no se cumple, las multas no se harán efectivas y deberán anularse.
Aunque estas disposiciones ya estaban en la Ley y sobre la misma situación también el Consejo de Estado se había pronunciado en el mismo sentido. No obstante, la proliferación de cámaras y controles a través de medios electrónicos en varias poblaciones tienen en problemas a muchos conductores.
La situación llegó a tal punto que el Gobierno Nacional anunció que respalda un proyecto de ley que le pondría límites a estos sistemas y en cintura a los que están funcionando. Estas son las nueve respuestas a igual número de preguntas que le abrirán la mente sobre el espinoso tena de las ‘fotomultas’.

1. ¿Qué tan legales son las ‘fotomultas’?​

El uso de medios tecnológicos (cámaras, radares, etc.) tiene su marco legal en la Ley 769 de 2002 (Código Nacional de Tránsito). Allí el parágrafo 2 del artículo 129 dice que “Las ayudas tecnológicas como cámaras de vídeo y equipos electrónicos de lectura que permitan con precisión la identificación del vehículo o del conductor serán válidos como prueba de ocurrencia de una infracción de tránsito y por lo tanto darán lugar a la imposición de un comparendo”.
Posteriormente, la Ley 1383 de 2010 y la 1450 de 2011 ratificaron el uso de estas ayudas y les otorgó a los alcaldes la facultad de contratar con privados el uso de medios tecnológicos que permitan evidenciar la comisión de infracciones o contravenciones. En tal caso se enviará por correo dentro de los tres días hábiles siguientes la infracción y sus soportes al propietario.

2. ¿Cómo se debe hacer el proceso de notificación?
La Ley establece tres días hábiles a partir del momento de la imposición de la ‘fotomulta’ para que el presunto infractor sea notificado. La notificación debe ser personal a través de correo certificado. El comparendo debe ir acompañado de las pruebas (fotos) de la infracción y se envía a la dirección registrada en el Runt por el propietario del vehículo.

3. ¿Qué pasa si cambió de dirección?
Este punto es uno de los más polémicos. Algunos organismos de tránsito sostienen, con base en el parágrafo 8 del artículo 5 del CNT (Ley 769 de 2002), que es obligación de los propietarios de vehículos mantener actualizados los datos en el Runt. Es decir, cuando cambia de residencia o cuando hace el traspaso de un vehículo. Pero hay quienes aseguran que los organismos de tránsito deben agotar todos los recursos para notificar a los infractores (llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos).

4. ¿Qué se debe hacer para cambiar la dirección?
El usuario debe dirigirse a un organismo de Tránsito o a una Dirección territorial del Ministerio de Transporte para, a través de estos actores, realizar el cambio en el Sistema Runt.

5. ¿Se puede impugnar un comparendo impuesto en un lugar distinto al de mi residencia?

No. Este es uno de los problemas más recurrentes de los conductores, especialmente cuando salen de vacaciones. Por ejemplo, al regresar a Bucaramanga de un paseo por la Costa Atlántica comienzan a llegar las ‘fotomultas’ por exceso de velocidad u otras infracciones. Pero si la persona quiere impugnar, presentar sus descargos o incluso hacer un acuerdo de pago, es imposible, pues debe ir al municipio donde le impusieron la infracción. Lo único que el propietario puede hacer en cualquier lugar del país es pagar. La plata del comparendo sí se la reciben en cualquier ciudad.

6. Al enviar el correo con la notificación, ¿los organismos de tránsito salvan su responsabilidad?
No. La Corte Constitucional insiste en que “la publicidad ejercida a través de la notificación (…) por correo no puede entenderse surtida con el simple envío de la comunicación, pues se debe constatar que el administrado conozca realmente el contenido del acto en cuestión; ya que no se pretende cumplir con un simple requisito de trámite para continuar la actuación, sino que el administrado conozca las decisiones que lo afectan y pueda defender sus intereses de forma oportuna”.

7. ¿Qué otras formas pueden recurrir los organismos de tránsito para notificar?
Los organismos de tránsito recurren a correos electrónicos y avisos con base en los artículos 68 y 69 de la ley 1437 de 2011 (Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo). Hay que recordar que en enero de 2014 el Consejo de Estado sentenció que las páginas de Internet de los organismos de tránsito no son el medio adecuado para que los propietarios de vehículos se enteren de la imposición de ‘fotomultas’. Pero lo que esto significa en la práctica es que se deben agotar todos los recursos para la notificación personal antes de pasar a una notificación por aviso.
Se pueden usar correos electrónicos siempre y cuando el usuario previamente haya autorizado el envío de información por esta vía. Con base en la Ley 1437, se puede citar al presunto infractor a través la página web de la Secretaría de Tránsito.

8. ¿Qué sucede si la notificación llega y el infractor no está en su residencia?

Si no es posible encontrar a la persona, el servicio de correo devuelve la notificación con la anotación correspondiente y el organismo de tránsito procede a hacer la notificación por aviso. En el caso de conjuntos cerrados o edificios, algunos organismos de tránsito asumen que la firma del personal de vigilancia es comprobante de entrega.

9. ¿En qué consiste el proyecto de ley que pretende poner en cintura las ‘fotomultas’?

En el Congreso de la República el senador Antonio Guerra radicó un proyecto de ley que impondría unos requisitos previos a los alcaldes antes de instalar sistemas de ‘fotomultas’. Además, las cámaras que ya están instaladas también tendrían que cumplir con la nueva norma, o de lo contrario deberán desmontarse.
El proyecto establece como requisito previo y obligatorio para los alcaldes y gobernadores el trámite de concepto técnico para la instalación, puesta en operación y cobro de multas con los mecanismos de ‘fotomultas’ y otros medios tecnológicos. Algo parecido se hará con la instalación de resaltos, conocidos popularmente como ‘policías acostados’.
Para la viabilidad del concepto previo se tendrán en cuenta los siguientes factores: las condiciones de infraestructura y estado de la vía; las condiciones de seguridad; los límites de velocidad establecidos en la ley y las condiciones de movilidad de la vía, dando prevalencia al mejoramiento y descongestión del tráfico.
El proyecto ya tiene ponencia favorable, el 17 de marzo habrá una audiencia pública y se espera que sea aprobado antes de junio.[:]

0 Comentarios

Deje su Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password